Expedientes de dominio para la reanudación del tracto sucesivo

Expedientes de dominio para la inmatriculación de fincas

Los expedientes de dominio para la reanudación del tracto sucesivo lo que pretenden es adecuar una realidad extrarregistral a la registral en aquellos casos en los que el titular actual de la finca no ha adquirido su derecho de quien aparece como titular registral pues entre éste y aquél se han producido transmisiones intermedias que no han accedido al Registro. Transmisiones que a veces resultan imposibles de inscribir con anterioridad a la actual pues se desconoce incluso a los transmitentes intermedios.

El presente expediente de dominio viene regulado en el artículo 208 de la Ley Hipotecaria, con una tramitación muy similar a la de los expedientes de dominio para la inmatriculación de fincas.

Podemos ayudarte

Somos abogados especialistas en expedientes de dominio. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en la materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.

Contacta con nosotros

Tramitación del expediente de dominio para la reanudación del tracto

La competencia para la tramitación de este expediente es exclusivamente notarial y tiene como particularidad la ausencia de controversia alguna. En este expediente no cabe una valoración por parte del Notario sobre las alegaciones de oposición al expediente.

La competencia territorial es la misma que la dispuesta en los expedientes de dominio para la inmatriculación.

Este tipo de expedientes no pueden tramitarse cuando el título que se pretende inscribir deriva del titular registral o sus causahabientes.

El expediente se inicia a instancia de quien acredite mediante título hábil ser titular de la finca, aportando un escrito en el que conste la descripción de la finca y la última inscripción del dominio y demás vigentes, lo cual se recoge en un acta notarial.

Los documentos a acompañar al escrito solicitando la iniciación del expediente son:

  • Título de propiedad, público o privado.
  • Certificación catastral descriptiva y gráfica de la finca en los mismos términos que en el expediente de dominio para la inmatriculación de fincas.
  • Documentos que justifiquen la adquisición de los titulares intermedios y cualesquiera otros si los hubiese.

En cuanto al acta de apertura del expediente y comunicación al Registro hay que estar a lo recogido en el artículo 203 de la Ley Hipotecaria para los expedientes de dominio de inmatriculación, si bien, la particularidad en estos casos es la verificación por parte del Notario como del Registro, que la finca cuyo tracto pretende continuarse y que obra en el título, se corresponde con la catastral y registral que se identifica.

Las notificaciones de este expediente a efectos de que presenten alegaciones oponiéndose al mismo, deben de realizarse a:

  • A aquel de quien proceden los bienes o sus causahabientes.
  • Al titular catastral.
  • Al titular registral vigente o sus herederos si se conoce el fallecimiento.
  • Al poseedor de hecho de la finca.

En cuanto a la notificación al titular registral la ley diferencia en función de la antigüedad del asiento con relación al momento de inicio del expediente de dominio.

Si la antigüedad es menor a treinta años la notificación tiene que ser personal al titular o sus herederos. Si la antigüedad es mayor, tiene que ser nominal al titular y sus herederos, si se conocen, pudiéndose practicar en caso de que no resulte fructuosa la notificación mediante edictos.

En todo caso, la apertura del expediente se publicará por edicto en el BOE.

Conclusión del expediente

Si todos los citados comparecen y así lo convienen unánimemente se refleja en acta y se concluye con la inscripción del título solicitante si fuere procedente, pues debe el Registro calificar.

Si no comparecen o los que comparezcan se oponen, concluyen las actuaciones dejando expedita la vía judicial.

Si bien, si nadie se opone y los que no comparecen son los titulares registrales con un asiento con una antigüedad mayor a treinta años, en principio haciendo una interpretación de la regla segunda y cuarta del artículo 208 de la Ley Hipotecaria, no debería de concluir el expediente sin la aceptación de la inscripción del título solicitante.

Concluido el expediente se remite al Registro para su calificación y posterior inscripción, procediéndose a la publicación por edicto del mismo.

Comparte:
José Luis Pardeiro Sánchez
José Luis Pardeiro Sánchez

Soy abogado de vocación y socio fundador de D&J Abogados.

Me he especializado en expedientes de dominio y derecho registral.

Colegiado nº 80.304 del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

ContactoMás sobre mí

¿Por qué deberías escogernos?
Atención personalizada
Expertos en Derecho Registral
Facilidades de pago
Rápida respuesta
Contacta con nosotros
Puedes llamarnos al 91 025 76 87 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo .